Seleccionar página

Expertos reunidos recientemente en la jornada de debate ‘Liderazgo de la Enfermería en la Gestión del Cambio y la Innovación’, organizada por la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), han destacado papel de las enfermeras gestoras en la implantación de los cambios que necesita el Sistema Nacional de Salud (SNS).

“El aumento de la cronicidad, de la dependencia y la discapacidad requieren una atención más prolongada, incluso en el domicilio del paciente. Este enorme reto sanitario y social requiere una reorientación de los recursos públicos, y en ese contexto la Enfermería tiene un papel muy importante en el proceso asistencial, en la continuidad de los cuidados y en la humanización de un modelo que sitúa al paciente como eje”, ha comentado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

Asimismo, el presidente de ANDE, Jesús Sanz Villorejo, ha destacado el liderazgo de las enfermeras gestoras en la implantación de las innovaciones que el sistema necesita. “La innovación abarca tres áreas: la terapéutica, la tecnológica y la gestión sanitaria, y es en esta última donde las enfermeras tenemos mucho que hacer y decir, implantando las transformaciones que el Sistema Nacional de Salud precisa. Por eso las enfermeras gestoras deben tener un mayor protagonismo en la toma de decisiones estratégicas”, ha apostillado.

En esa misma línea, el director de Enfermería del Hospital Universitario de Fuenlabrada y coordinador de la jornada, Jesús Ramos Pereiro, ha subrayado la importancia de que las enfermeras asuman más puestos de responsabilidad en el futuro. “En todos los procesos clave de mejora tienen que estar implicadas las enfermeras. La buena gestión de Enfermería ayuda a la sostenibilidad del sistema”, ha enfatizado.

Por su parte, la decana de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de las Islas Baleares y primera enfermera Doctora Honoris Causa por la Universidad de Murcia, Rosa María Alberdi Castell, ha asegurado que las enfermeras son un grupo profesional “especialmente idóneo” para desarrollar esa competencia porque ven aspectos de la realidad de la persona o las comunidades que nadie “más percibe” y porque son las profesionales “más y mejor capacitadas” para resolver una variedad de problemas y necesidades de esas personas y lo hacen, además, desde el empoderamiento.

Así, ha animado a las enfermeras a estar en los espacios de toma de decisiones políticas, un reto en el que coincidió la vicepresidenta de ANDE, Mercedes Ferro. “Nuestro objetivo hoy ya no es la presencia en los espacios de toma de decisiones, es tener voz e influir en el cambio, trabajando para que se perciba que los cuidados que damos los profesionales de la Enfermería son un valor social fundamental”, ha apostillado.