Seleccionar página

El Consejo General de Enfermería que representa a las 300.000 enfermeras y enfermeros denuncia que la profesión sanitaria más numerosa está infrarrepresentada y minusvalorada en el grupo de expertos.

Con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de los hombres y mujeres que conforman el Consejo Asesor lo que “queda claro es que en el ministerio sigue muy enraizada la concepción de sistema sanitario tradicional centrado en los profesionales de Medicina, marginando a sanitaros que son la base del sistema y que desempeñan un papel fundamental en el escenario sociodemográfico hacia el que camina España”, asegura Florentino Pérez Raya, presidente el Consejo General de Enfermería de España.

Pérez Raya ha destacado también que la composición del Consejo Asesor es además contraria a las necesidades asistenciales del Sistema Nacional de Salud tanto en el presente como su futuro inmediato. “Asistimos a un envejecimiento sostenido de la población, además se está multiplicando el número de pacientes crónicos, muchos de ellos de gran complejidad: pluripatológicos y polimedicados. Y ante este escenario no cabe otra salida que dar un giro del curar al cuidar y aprovechar al máximo el potencial asistencial  de la enfermería que lleva en su ADN el cuidado. Por ello, no tiene ningún sentido diseñar un Consejo Asesor sin una amplia representación enfermera”.

Evidentemente, la enfermería está infrarrepresentada en el órgano consultivo, pero “tampoco se ha contado con otros profesionales que podrían aportar mucho al abordaje de los problemas y retos de la Sanidad española. Sería deseable una representación más variada de las profesiones si queremos tratar los asuntos de una forma global. Por supuesto que los médicos que forman parte de Consejo son figuras de primera línea, pero la enfermería puede aportar mucho más, estamos 24 horas en turnos trabajando a pie de cama, somos los profesionales más cercanos al paciente. Estos aspectos los ha defendido siempre la ministra en público y en privado. Quizá con sus actos debería dar continuidad y coherencia a esas afirmaciones, porque las enfermeras están trasladándonos ese malestar. Esperamos que valore nuestra postura y la de otras instituciones del ámbito de la enfermería”, añade Pérez Raya. Junto a esos catorce médicos y a la enfermera figuran dos economistas, una bióloga, una farmacéutica o una psicóloga.

Por otra parte el Sindicato de Enfermería (Satse) también ha reclamado a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, que el nuevo Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales cuente con, al menos, cinco enfermeras porque el número actual es “insuficiente”, ya que hay una enfermera entre los 20 vocales.

Así lo ha hecho el presidente de la entidad, Manuel Cascos en una carta, en la que también traslada el “malestar del colectivo profesional sanitario más numeroso por su escasa representatividad en el órgano consultivo encargado de asistirle en la formulación de la política sanitaria” y le pide que lo “reconsidere”.

De igual manera, el sindicato se ha referido a haya algún representante de Fisioterapia en la sección de Sanidad del consejo. Satse considera una decisión “desafortunada” no haber designado, al menos, un representante de los más de 50.000 fisioterapeutas en España “al ser un colectivo profesional que también tiene mucho que decir y aportar para que la atención y cuidados que recibe cualquier ciudadano sea la mejor posible”.

Por otra parte, Satse también ha destacado que no se haya dado tampoco voz y opinión en el Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales a las asociaciones que representan los intereses de los pacientes, al ser éstos el eje central sobre el que debe girar cualquier decisión en el ámbito sanitario y social.

En el documento dirigido a Carcedo, Cascos también muestra su respaldo “cualitativo” a la nueva Orden que regula el ahora denominado Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales al entender que supone “un nuevo impulso y fortalecimiento para un órgano de gran relevancia por su labor de asistencia y asesoramiento a la ministra en la formulación de la política sanitaria y bienestar social de nuestro país”.