Seleccionar página

Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, ha comentado, ante el anuncio de elecciones para el próximo  28 de abril, que con respecto a la Enfermería con este Gobierno “se ha avanzado y se han hecho cosas importantes”. En su opinión, “ha habido voluntad de resolver los grandes temas tanto de la Sanidad como de nuestra profesión”.

Así, ha destacado la aprobación del Real Decreto de prescripción enfermera que “desde hace más de diez años era la asignatura pendiente de la enfermería española porque estábamos obligados a trabajar sin seguridad jurídica alguna. En este sentido, es justo reconocer también gran parte del mérito a la exministra Dolors Montserrat que fue la impulsora del primer acuerdo entre médicos y enfermeras que hizo posible que la prescripción viese la luz”.

Pérez Raya ha incidido también en el interés mostrado por resolver otros problemas “como el déficit de enfermeras en el sistema sanitario, las desigualdades existentes entre las Comunidades Autónomas, las agresiones a profesionales sanitarios y los riesgos de la mal llamada farmacia comunitaria. También ha habido intención de avanzar con el desarrollo de las especialidades enfermeras”. En su opinión, el único “pero” que ponemos a su mandato es la composición de su Consejo Asesor donde hay una sola enfermera, “eso sí, muy bien elegida porque es una magnífica profesional”, ha señalado.

Respecto al futuro, el Consejo de Enfermería pide al próximo Gobierno que  “trabaje para que la Sanidad quede fuera de cualquier conflicto político y se apueste por el diálogo y por una política de Estado centrada en garantizar el derecho fundamental de todos los ciudadanos a ver atendidas sus necesidades sociosanitarias”. Es imprescindible, según Pérez Raya,  que los políticos dejen de lado sus diferencias y sus contiendas, y se sienten con las profesiones sanitarias a diseñar un sistema sanitario fuerte, sostenible y capaz de dar respuesta a las necesidades asistenciales de los pacientes. “Y para conseguirlo resulta imprescindible aprovechar al máximo el potencial asistencial de la profesión enfermera”.