Seleccionar página

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha denunciado la “prácticamente inexistente” presencia de personas del ámbito de la enfermería en los altos cargos sanitarios. Según se destaca desde la entidad, en los últimos diez años solo dos consejeros pertenecían a este colectivo.

“Desde 2008 ha habido un total de 65 consejero/as de Sanidad en las diferentes comunidades autónomas, de los cuales 48 eran o son médicos (73 por ciento) y solo dos enfermeros/as, caso de la actual consejera de Sanidad de Baleares, Patricia Gómez i Picard, y el ex consejero madrileño, Jesús Sánchez Martos, que también es médico. El resto de consejeros/as eran o son profesionales de ámbitos como el Derecho o la Economía”, señala el SATSE en un comunicado.

Este hecho se da también en otros cargos de responsabilidad como direcciones generales o gerencias de salud; o en otros ámbitos como el político o de representación institucional (partidos, Congreso de los Diputados, Senado…).

Ante estos hecho, y de cara al inminente periodo electoral y con vistas a los cambios en los órganos de dirección y de gobierno que se producirán este año en nuestro país, el sindicato “reclama a los partidos políticos que apuesten por la incuestionable solvencia, cualificación y competencia de las enfermeras y enfermeros para asumir altas responsabilidades políticas y de gestión”.

“Enfermería ha experimentado en los últimos años un incuestionable desarrollo a nivel formativo, profesional y laboral que no ha ido parejo con un avance en el ámbito directivo y de responsabilidad administrativa y pública”, subraya el sindicato de enfermería, reiterando que “esta situación debe cambiar más pronto que tarde”.