Seleccionar página

El presidente del Sindicato de Enfermería, SATSE, Manuel Cascos, se ha reunido en Bruselas con eurodiputados de los grupos de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas y del Partido Popular Europeo, para darles a conocer la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de ratios enfermeras y buscar su apoyo para “que en España se garantice la seguridad en la atención sanitaria a los pacientes y ciudadanos en los hospitales, centros de salud y el resto de centros sanitarios y sociosanitarios”.

En el encuentro con Javier López, europarlamentario del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, junto a la responsable de Relaciones Internacionales de SATSE, Esther Reyes, y Alfonso Cruz Lendínez, coordinador del equipo de investigación del estudio “Análisis de la situación de los enfermeros y enfermeras, matronas y fisioterapeutas en los centros sanitarios del país”, el presidente de SATSE ofreció detalles de la campaña “La Sanidad que merecemos. Ley de ratios enfermeras”, que incluye, entre otras acciones, la recogida de las 500.000 firmas necesarias para que el Congreso de los Diputados debata una Iniciativa Legislativa Popular y, con ello, posibilitar una Ley de Seguridad del Paciente, según informa el sindicato en un comunicado.

De igual manera, desde SATSE se trasladaron las principales conclusiones del estudio sobre la situación de los enfermeros y enfermeras en los centros sanitarios del país, que constata la sobrecarga laboral que sufren estos profesionales, con una media, por ejemplo, de más de 15 pacientes por enfermera o enfermero en cualquier hospital, mientras que la ratio adecuada y segura es de seis a ocho, como máximo, continua el comunicado.

En la reunión se abordaron también los requerimientos de las OMS y la OCDE sobre la necesidad de resolver el déficit de enfermeras y  enfermeros, así como distintos estudios nacionales e internacionales que ponen de manifiesto esta realidad a nivel mundial, europeo y español, con especial atención a que nuestro país se encuentra a la cola de Europa. Se analizó, además, el progresivo envejecimiento de la población europea y el aumento de la dependencia y la cronicidad, con la consiguiente necesidad de más y mejores cuidados.

Además se explicó que países como Alemania y Reino Unido han sabido adelantarse al futuro apostando por contratar a más profesionales de Enfermería de nuestro país y dar así respuesta a los principales retos de sus respectivos sistemas sanitarios, mientras que España sigue anclada en el pasado y deja que el talento enfermero español beneficie a otros servicios de salud. De otro lado, se coincidió en que el aumento de las plantillas conlleva, además, la generación de empleo en España y en el conjunto de Europa.

Por su parte, Javier López se comprometió a presentar en próximos días una pregunta en el Parlamento europeo sobre la necesidad de garantizar una atención segura y de calidad con un número adecuado de plantillas enfermeras, entendiendo, además, que se trata de un asunto transversal que afecta tanto a la Sanidad como al Estado del Bienestar de España y del resto de países europeos.

Asimismo, el eurodiputado del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas señaló que, una vez se constituya el nuevo Parlamento que saldrá de las elecciones europeas del 26 de mayo, propiciará un nuevo encuentro para abordar futuras iniciativas que puedan abordarse en Pleno sobre este trascendental asunto.

Otra de las reuniones mantenidas por el presidente de la organización sindical fue con Francesc de Paula Gambús, miembro del Grupo del Partido Popular Europeo, que también se mostró muy sensible a la problemática de la seguridad del paciente por la falta de enfermeras y enfermeros en nuestro país y coincidió en la importancia de asegurar una atención sanitaria segura y de calidad como elemento esencial del Estado del Bienestar.

Ambos eurodiputados compartieron con SATSE la importancia de defender y mejorar el sistema sanitario público español y los del resto de países europeos, y que es responsabilidad de la UE velar porque los Estados miembros ofrezcan una atención sanitaria segura y de calidad a los ciudadanos. Desde el Sindicato se  apuntó, además, que la falta de oportunidades laborales hace que sus enfermeros y enfermeras se vayan a trabajar a otros países, con las consiguientes repercusiones en el ámbito administrativo y profesional, además de a nivel personal y familiar.