Seleccionar página

En el manejo de los síntomas de tracto urinario inferior (STUI), el papel de Enfermería es clave para detectar las necesidades de los pacientes, identificar los problemas y hacer el seguimiento de todo el proceso, intentando dotar al paciente de herramientas y estrategias que le hagan tener una mayor calidad de vida. Así lo explica Manuel Ramón Bernal Pacheco, de la Asociación Española de Enfermería Urológica, una de las 11 sociedades científicas que han participado en la elaboración del documento Criterios de derivación y manejo integral del paciente con STUI. “Sin duda, el papel de Enfermería está centrado en maximizar la adherencia al tratamiento y a hábitos higiénico-dietéticos”.

En este sentido, Enfermería puede actuar de manera muy clara en la adherencia a través de programas de educación terapéutica que sean efectivos, eficaces y eficientes. De hecho, no puede olvidarse de concienciar y sensibilizar a las personas de la importancia que tiene la adherencia terapéutica sobre su calidad de vida.

Según comenta Bernal Pacheco, hay que tener en cuenta que los pacientes mayores son, en la mayoría de los casos, enfermos pluripatológicos con unas necesidades especiales, por las que habría que articular actuaciones específicas.

Sumar fuerzas

 El representante de la Sociedad Española de Enfermería Urológica indica que este documento genera la oportunidad de sumar fuerzas con otras sociedades científicas en aras de aumentar la calidad de vida de los pacientes con STUI y los cuidados que requieren atención en este sentido. También, aporta visibilidad al trabajo que hacemos desde Enfermería, que se implementa dentro del equipo multidisciplinar que maneja a pacientes con STUI.

De esta forma, en palabras de Bernal, “el documento ha sabido integrar y articular todas las perspectivas de los profesionales que participan en el manejo de los pacientes con STUI. Es un reto ambicioso que bajo todos los puntos de vista conseguirá homogeneizar la práctica clínica, disminuir la variabilidad, facilitar la atención y la autonomía de cada una de esas personas”.

A la hora de comentar el papel de Enfermería en esta asistencia, señala que “el rol que tiene Enfermería dentro del manejo de estos pacientes se centra en la detección de necesidades, valoración y seguimiento de todo el proceso, desde un estadio final hasta la progresión de los síntomas”.