Seleccionar página

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Oklahoma (Estados Unidos), y publicado en la revista ‘Sleep’, ha evidenciado que los profesionales de Enfermería tienen un mayor riesgo de trastornos del sueño.

En concreto, el 49 por ciento de las enfermeras participantes tuvieron una media de menos de 7 horas de sueño durante la noche. Los síntomas consistentes con insomnio crónico se identificaron en el 31 por ciento de las enfermeras, y en el 4,5 por ciento de ellas se encontró somnolencia excesiva durante el día.

Asimismo, el 27 por ciento de las enfermeras usaron medicamentos para ayudarles a dormir, y el 13 por ciento fármacos para mantenerse despiertos. Los síntomas indicativos de trastorno del trabajo por turnos estaban presentes en el 31 por ciento de las enfermeras y alrededor del 18,5 por ciento tenían un riesgo moderado o grave de apnea obstructiva del sueño.

“Nos sorprendió la cantidad de enfermeras que posiblemente padecen trastornos comunes del sueño, especialmente el insomnio crónico y el trastorno del trabajo por turnos”, ha dicho el autor principal del trabajo, Francis Christian.

“Las enfermeras tienen un mayor riesgo de sufrir trastornos del ritmo circadiano del sueño y la vigilia, como el trastorno del trabajo por turnos. Esto se debe reconocer que podamos evaluar adecuadamente y hacer modificaciones de programación para ayudar a aliviar la carga del trastorno del trabajo por turnos entre las enfermeras”, han zanjado los investigadores.