Seleccionar página

Expertos en gestión sanitaria han analizado los retos presentes y futuros en este campo y el papel de la enfermería. Los ponentes han destacado la presencia de las enfermeras en todo el proceso sanitario y su papel fundamental en los resultados de salud, “aunque no siempre esté medido el impacto social de esos cuidados”. Según se ha informado desde el Consejo General de Enfermería, organizador del evento, la rigidez imperante en el sistema no facilita la implantación de nuevos modelos de gestión. La profesionalización de la gestión y la gran formación de muchas enfermeras choca en ocasiones con los impedimentos y concepciones arcaicas del sistema respecto al acceso de los profesionales de enfermería a los puestos directivos, han destacado.

La comunicación entre las direcciones y las supervisiones de enfermería, conocer experiencias de otros lugares y, sobre todo, creerse capaz de dar un salto adelante son algunas de las claves para que estos profesionales jueguen un papel determinante en la gestión del sistema sanitario al más alto nivel.

La gerente de cuidados de la Comunidad de Madrid, Lourdes Martínez, que ha moderado la primera mesa redonda, ha valorado como una asignatura pendiente “el desconocimiento que muchos ciudadanos tienen sobre el trabajo de la enfermería, aunque por otra parte lo valoren tanto. Nos valoran por nuestra empatía, capacidad de escucha y compromiso, pero llega el momento de que tengamos la confianza necesaria en nosotros mismos y seamos conscientes de los puestos que ocupamos y podemos ocupar. El profesional dedicado a la gestión debe conseguir tener el reconocimiento por parte de su propio equipo y de todos los profesionales asistenciales. Hay profesionales muy válidos en el ámbito de la gestión y hay que conseguir que desarrollen sus talentos y que el resto lo ponga en valor”.

Por su parte, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, se ha mostrado tajante. “No vamos a tolerar ningún intento de apartar o poner trabas al ejercicio de esta función directiva contemplada, por cierto, en nuestra Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias porque, sencillamente, eso no es bueno ni para el Sistema ni para sus principales beneficiarios: los pacientes”, ha señalado.

“No puede haber verdadera calidad y excelencia sanitaria -añade el presidente de las enfermeras españolas- sin una mirada enfermera. Una mirada que entraña acciones concretas, capacidad de decisión y profesionalización de los lideres sanitarios en igualdad de condiciones que cualquier otro gestor de la sanidad pública y-cuidado- también de la privada. Tampoco existe hoy, ninguna razón objetiva para que una enfermera o enfermero no pueda ser gerente de una institución sanitaria”, ha comentado.

La segunda parte de la jornada se ha centrado en los retos del futuro en materia de gestión. En ella se ha puesto de manifiesto que hay múltiples evidencias de los roles avanzados para disminuir costes y complicaciones, así como aumentar la satisfacción y la adherencia. Es la oportunidad de crear un nuevo modelo con enfermeras de práctica avanzada, con habilidad para la toma de decisiones. Las consultas de enfermería en los distintos servicios clínicos de un hospital también se han revelado como muy beneficiosas en parámetros como los reingresos, por ejemplo, tal y como se ha concluido.

 Premios de reputación

Por otra parte, la jornada también ha servido para reconocer a aquellos hospitales públicos y privados, así como compañías fabricantes de productos sanitarios, que tienen mejor reputación en España según el Monitor de Reputación Sanitaria (MRS). Este índice que cada año evalúa, con los votos de miles de enfermeras y muchos otros sanitarios y expertos, el buen hacer y el prestigio de centros sanitarios y compañías privadas se ha consolidado como el referente a la hora de valorar la reputación institucional en el ámbito de la Sanidad.

El Consejo General de Enfermería ha querido que sean las directoras de enfermería de los hospitales que lideran el ranking las que recojan el diploma en nombre del centro sanitario. Los primeros puestos del ranking de reputación corresponden al Hospital Universitario de La Paz, de Madrid; el Hospital Clínic de Barcelona, Gregorio Marañón de Madrid, Doce de Octubre, también la capital y el Vall d’ Hebrón de la Ciudad Condal que cierra el quinteto de cabeza. Le siguen La Fe de Valencia, los madrileños Ramón y Cajal y la Fundación Jiménez Díaz, el Virgen del Rocío de Sevilla. Puerta de Hierro y Clínico San Carlos, ambos de la Comunidad de Madrid, cierran la lista de los primeros puestos. En el ámbito privado, el centro con mayor reputación es la Clínica Universidad de Navarra, Quirónsalud de Madrid, HM Sanchinarro, Sanitas La Zarzuela y el Centro Médico Tecknon-Quirón de Barcelona.

Por otro lado, las compañías con mejor reputación, según el MRS, son B Braun, 3M y Coloplast, que ya repitieron en esos mismos puestos en la edición del año pasado. Otras , como Urgo, Roche, Bayer, Convatec o Hartmann también han recibido una mención.