Seleccionar página

Las experiencias de implantación de prácticas seguras en los cuidados que ofrecen las profesionales de Enfermería fue el aspecto central de la Jornada de Debate “Gestionar cuidados desde Seguridad de Pacientes”, organizada por la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), que se desarrolló el pasado viernes en el Hospital de Mérida con la participación de casi un centenar de enfermeras gestoras provenientes de las ocho áreas sanitarias de Extremadura.

La jornada fue inaugurada por el vicepresidente II y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles Blanca, quien estuvo acompañado por la directora general de Salud Pública, María Pilar Guijarro Gonzalo; el presidente de ANDE, Jesús Sanz Villorejo; y la Vocal de ANDE en Extremadura, Ana Belén Pérez Jiménez.

Según se informa en un comunicado, la jornada sirvió como punto de encuentro de los directivos de Enfermería, y en ella se compartieron experiencias ya implantadas o en fase de proyecto para la gestión de unos cuidados seguros. Precisamente en esa línea, la primera mesa de debate abordó el proceso de “Implantación de prácticas seguras en gestión hospitalaria” en la Atención Especializada, con experiencias de tres centros sanitarios extremeños.

La directora de Enfermería de Atención Especializada del Complejo Hospitalario de Badajoz, Matilde Teresa Garlitos Zorro, se refirió a la implantación de la prescripción electrónica asistida como sistema para la prescripción de tratamientos a los médicos y de cuidados a las enfermeras. Este sistema ofrece a los profesionales sanitarios un gran número de ventajas: permite trabajar a todos los profesionales en un entorno único y colaborativo, garantiza la trazabilidad del proceso, ayuda a desburocratizar y a eliminar procesos que hacen perder tiempo y no aportan valor, y mejora la comunicación entre profesionales. Elementos que, en conjunto, redundan en la mejora de la seguridad de los pacientes.

La directora de Enfermería del Área de Salud de Coria, María Isabel Barrios Carbajo, por su parte, compartió la experiencia de implantación del Proceso Asistencial Integrado del paciente quirúrgico. Barrios explicó que la implementación de prácticas basadas en la evidencia en el itinerario quirúrgico tuvo como objetivos disminuir la variabilidad de la práctica clínica y garantizar la continuidad asistencial para mejorar la seguridad de los pacientes. El Proceso Asistencial Integrado del paciente quirúrgico permite identificar los responsables de cada acción y medir la eficacia, para disminuir la morbimortalidad y el porcentaje de infecciones del sitio quirúrgico (ILQ) y lograr una mayor eficiencia y satisfacción de los profesionales.

La mejora de los cuidados desde el aprendizaje de los incidentes fue el tema de la tercera ponencia, a cargo de la Coordinadora de Seguridad de Pacientes del Área de Salud de Mérida, Isabel Vasco González. En su intervención, se refirió a una iniciativa que pretende implicar a la Dirección de Enfermería en la prevención de incidentes relacionados con la seguridad a través de la implantación de “rondas de seguridad”. Las rondas son una herramienta diseñada para aumentar la cultura de seguridad de los profesionales; detectar posibles riesgos sobre los que proponer acciones de mejora, fomentar la comunicación de los eventos adversos; y analizar los incidentes que han sido notificados para aprender de ellos. Una vez realizadas las rondas de seguridad, el feedback a los profesionales estimula la puesta en marcha de las acciones de mejora.

 Liderazgo en los cuidados, resultados en salud

Un hilo conductor en las jornadas fue la importancia de que las enfermeras gestoras asuman el liderazgo en la gestión de cuidados con seguridad para los pacientes, para mejorar los resultados en salud del sistema sanitario. En esa línea se desarrolló la conferencia inaugural de Sylvia Vaquero, directora de Enfermería de la Fundación Hospital de Calahorra y vocal de ANDE en La Rioja, que se refirió a los procesos de gestión de cuidados implementados en su hospital a través de herramientas que les han permitido monitorizar los indicadores de forma periódica, conocer los resultados en salud y ayudarles en la toma de decisiones para la implantación de acciones de mejora.

El liderazgo de los cuidados por parte de la Enfermería fue el eje de una motivadora conferencia de clausura ofrecida por la vicepresidenta de ANDE, Mercedes Ferro Montiu, quien definió la responsabilidad que tienen las enfermeras gestoras en el diseño de las estrategias y en la toma de decisiones para ser verdaderas líderes de cuidados. En ese sentido, Mercedes Ferro enfatizó que las enfermeras gestoras deben tener un alto grado de inteligencia emocional para liderar equipos interdisciplinares en los que fluya la información y el conocimiento; se construyan relaciones de confianza que permitan mantener la motivación de cada profesional; y en los que se cuide lo que es la piedra angular de los equipos, las relaciones personales e interprofesionales simétricas, adecuadas e iguales. “Creer es crear. Y para liderar cuidados y equipos es necesario usar cabeza, corazón y cintura”, afirmó en el cierre de su intervención.