Seleccionar página

Más de 40 organizaciones sindicales y profesionales de toda Europa han abordado la problemática de la violencia en el trabajo en una jornada, celebrada en Budapest, con el objetivo de proponer nuevas medidas y políticas a las diferentes administraciones públicas europeas que acaben con las agresiones que sufren los profesionales de sectores públicos, como el sanitario.

Organizado por la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), el simposium “Trade unions for zero tolerance towards third-party violence at work” contó con la asistencia del presidente de SATSE, Manuel Cascos, y la secretaria de Relaciones Internacionales del sindicato, Esther Reyes, quienes compartieron con sus colegas de otros países europeos la necesidad de impulsar actuaciones más eficaces en contra de la violencia en el ámbito laboral, según se ha informado en un comunicado.

Uno de los aspectos destacados en el encuentro fue la necesidad de que los diferentes Estados europeos prioricen la implantación y desarrollo de estrategias en materia de prevención en sus respectivas políticas laborales que eviten el mayor número posible de casos de agresiones hacia los profesionales.

Las organizaciones participantes en el simposium abogaron por una mayor protección de las víctimas, así como un endurecimiento de las sanciones hacia los agresores.

El simposium celebrado en Budapest recoge el testigo de otros encuentros organizados por la Confederación Europea de Sindicatos Independientes en Berlín y Madrid, en marzo y junio de este año, con el mismo objetivo de ahondar también en una mayor sensibilización a nivel administrativo, profesional y social para alcanzar la “tolerancia cero” con respecto a las agresiones que sufren los profesionales.

“Hay un consenso generalizado entre las organizaciones que defendemos los derechos e intereses de los profesionales de distintos sectores públicos de toda Europa de que la violencia en el trabajo es un problema de tal alcance y calado que si no se toman medidas más ambiciosas y contundentes no solo no se resolverá sino que seguirá yendo a más en los próximos años”, señalan desde el sindicato.