El Grupo de la Mujer de PAPPS-semFYC ha publicado un cartel infográfico para resumir el conocimiento actual sobre el riesgo de infección neonatal, los síntomas de la covid-19 y las posibles complicaciones en gestantes. La primera conclusión es que la mayoría de los estudios sobre embarazo y COVID-19 refieren cuadros leves.

Sin embargo, existe un riesgo posible, sobre todo en aquellas con factores de riesgo o las más vulnerables. De hecho, las mujeres embarazadas con mayor riesgo de enfermedad grave o complicaciones son las mismas que las no embarazadas. Es decir, mayor edad (a partir de 35 años), obesidad, diabetes previa, hipertensión arterial crónica.

También son gestantes más vulnerables las que tienen un peso demasiado bajo o demasiado alto al inicio de la gestación; acuden más tarde la primera visita de seguimiento; reciben menos educación maternal; toman menos ácido fólico antes del embarazo; etc.

En cuanto a la vacuna, el grupo de gestantes no se plantea como colectivo prioritario, al menos no en la primera fase de la vacunación. Por otro lado, la posibilidad de vacunar a gestantes estaría condicionada por la aprobación de una vacuna que estuviera indicada en la gestación

Gestantes y COVID-19

Las mujeres gestantes suponen uno de los grupos que, naturalmente, más se preocupan por su salud y la de su feto. Si este seguimiento es normal y está plenamente pautado en un año sin COVID19, durante estos meses en los que hemos convivido con la pandemia es comprensible un aumento de la preocupación por parte de las familias. Por fortuna, la evidencia científica señala una baja incidencia y complicaciones, concluye desde semFYC.

Así, José Antonio Baeyens, miembro del Grupo de la Mujer del PAPPS-semFYC afirma: “La mayoría de las mujeres embarazadas que han padecido infección por SARS-COV2 se recuperan sin incidencias”. Asimismo, “la mayoría de los recién nacidos de estas gestantes se encuentran sanos al nacimiento; y no parece haber una mayor tasa de abortos espontáneos. El riesgo absoluto de enfermedad grave o consecuencias para el embarazo es bajo”.