Seleccionar página

El abordaje de la cronicidad es uno de los mayores desafíos del sistema sanitario español y desde la llegada de la COVID-19 se ha puesto de relieve la necesidad de impulsar un cambio de gestión en el que estos pacientes dispongan de un seguimiento y atención coordinado entre todos los agentes sociosanitarios. El rol de las enfermeras como referentes y líderes del cuidado y educación en autocuidado de los pacientes crónicos es indispensable para afrontar este reto. Así se explica el libro “Cuidados al paciente crónico y gestión de casos de enfermería”.

Como explica Diego Ayuso Murillo, Secretario General del Consejo General de Enfermería y coordinador del libro, “Tenemos un déficit importante de enfermeras y enfermeros en la actualidad en la atención al paciente crónico, y la capacidad de respuesta está limitada a ser reactivos ante la demanda. Esto debe cambiar potenciando la prevención, la promoción de la salud y la adquisición de hábitos de vida saludable. Empoderando al paciente crónico en el manejo de su proceso de enfermedad, teniendo como referente en salud a su enfermera y a su médico”.

En el libro que ahora se reedita se pone de manifiesto la necesidad de adecuar los roles de las enfermeras para una atención eficiente a los pacientes crónicos, en un contexto en el que estos estén lo suficientemente informados y formados para tener un papel activo y ser protagonistas de su salud.

“El autocuidado liderado por la enfermera tiene que ser uno de los aspectos a tener en cuenta en la estrategia de la cronicidad. La clave está en que el paciente entienda su enfermedad y el impacto que tiene para que pueda reconocer los signos de alarma y se establezca una mejor comunicación con los profesionales que le atienden”, explica Elvira Velasco, enfermera, diputada en el Congreso y también coordinadora del libro “Cuidados al paciente crónico y gestión de casos de enfermería”. Para ello, se deben trabajar aspectos de prevención y promoción de la salud incidiendo en la modificación de estilos de vida como en la alimentación, el ejercicio o la higiene del paciente.

La limitación de recursos asistenciales para una población de pacientes crónicos en crecimiento hace que el autocuidado y la colaboración de cuidadores deban ser potenciadas. Como afirma Encarnación Fernández, directora de Enfermería del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y coordinadora del libro, “Es necesario conocer las condiciones de vida de los pacientes, tener la oportunidad de visitarlos en su domicilio y poder diseñar un seguimiento personalizado acorde con las necesidades de cada uno. Por eso es vital aumentar los recursos de las enfermeras, para que el paciente pueda participar de su tratamiento y nos permita establecer medidas relacionadas con los resultados en salud, en términos de “valor” para los pacientes y de eficiencia para el sistema sanitario”.

El diseño de nuevos papeles profesionales es clave para el logro de una óptima atención a los pacientes crónicos. La aparición de figuras como las enfermeras gestoras de casos o las enfermeras de continuidad asistencial han demostrado que permiten una coordinación más eficiente y con una visión más multidisciplinar. De una atención discontinua y centrada en el hospital, el objetivo es pasar a una asistencia en un soporte efectivo de las medidas de promoción y prevención que favorezca un mayor control de la enfermedad, evitando complicaciones e incrementando la calidad de vida de los pacientes con patologías crónicas.

La reedición de la obra, patrocinada por Boehringer Ingelheim España, está disponible en el siguiente enlace: https://www.cronicidadhoy.es/libroenfermeria2020