Seleccionar página

Cada 5 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Matrona, declarado por Naciones Unidas para agradecer el papel de estas profesionales durante todo el proceso de salud sexual y reproductiva y, en especial, en el parto, preparto y posparto para ayudar a las mujeres a ser madres con todas las garantías para su salud y la de sus bebés. Para este 2021, la Confederación Internacional de Matronas ha fijado como lema “Los datos hablan por sí mismos: hay que invertir en las matronas”, recalcando el papel esencial de estas profesionales para poner fin a la muerte materna y neonatal prevenible en todo el mundo.

“Se podría pensar que un país desarrollado como el nuestro es ajeno a este problema, pero nada más lejos de la realidad -explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería-, pues en España hay poco más de 7.500 enfermeras con el título de especialista en enfermería obstétrico-ginecológica -lo que llamamos matronas- en activo. Ello supone una media de 71 de estas profesionales por cada 100.000 mujeres en edad fértil. Cifras que están muy alejadas de nuestro entorno y de las necesidades de la población a la que atienden”.

Por este motivo, la Organización Colegial de Enfermería, junto a la Federación de Asociaciones de España y la Asociación Española de Matronas lanzan una alerta ante la grave escasez de estas enfermeras especialistas, destacando que en nuestro país también es preciso invertir en matronas para garantizar la seguridad de las mujeres embarazadas y sus bebés y la atención a su salud sexual y reproductiva de todas las mujeres.

Tal y como señala M.ª Jesús Domínguez, presidenta de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME), “en Atención Primaria debe haber una matrona por cada 3.000-3.500 mujeres en edad fértil, mientras que en Atención Especializada el estándar nos habla de una matrona por cada 160 partos. Sin embargo, en nuestro país esas cifras están muy alejadas de estos datos”. En 2019, hubo 355.520 partos: 307.906 partos normales -las matronas asisten de forma autónoma el 80-85% de ellos- y 47.344 distócicos, en los que las matronas participan en el 100% en colaboración con el obstetra. La OCDE determina una ratio de 25,9 matronas por cada 1.000 nacimientos, mientras que en España esta ratio se sitúa en 12,4 matronas por cada 1.000 nacimientos, muy por debajo de la media del resto de países.

Actuación durante el COVID

Al igual que ha sucedido con otras cuestiones sanitarias, durante la pandemia la atención a las mujeres también ha sufrido muchos cambios. Como explica la presidenta de la Asociación Española de Matronas, Rosa M.ª Plata, “mientras que otras especialidades médicas han podido restringir su actividad difiriendo la asistencia, la asistencia obstétrica al embarazo obligadamente va pareja al desarrollo evolutivo de la gestación y requiere exámenes que no pueden diferirse en el tiempo ni evitar la presencialidad de la mujer en consulta; sin embargo, la atención en el resto de aspectos de la salud sexual y reproductiva sí ha sufrido cambios y modificaciones en el calendario de visitas, obligando a poner el foco de atención en las visitas telemáticas, a través del teléfono”.

Otras actividades realizadas por matronas en AP, como las relativas a la prevención de cánceres ginecológicos (mama y cérvix) mediante programas de detección precoz (screening), han sufrido demoras, mientras que las relacionadas con la educación maternal, por ejemplo, se han desarrollado a través de plataformas online. Siguiendo el ejemplo de instituciones hospitalarias que previamente habían instituido la racionalización de las estancias posparto, se ha establecido el alta precoz en el puerperio en la mayoría de hospitales, sustentándola con la oferta de apoyo por matronas mediante visita domiciliaria puerperal y atención a las mujeres en sus domicilios, existente desde la creación de Atención Primaria, pero escasamente demandada por las mujeres fuera de esta situación actual de pandemia.

Las matronas en España

En España, las matronas son enfermeras que obtienen el título de especialista mediante el sistema EIR (Enfermera Interna Residente) como el resto de disciplinas que tienen su especialización a través del sistema de residencia (MIR, FIR, PIR…). Así, las profesionales tienen que superar una prueba oficial de carácter estatal y posteriormente cursar una residencia en centros sanitarios durante 2 años.

Para el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya, “las matronas españolas son todo un ejemplo de excelencia y avance profesional enfermero, que proporcionan una atención integral a la salud sexual, reproductiva y maternal de la mujer. Nuestras matronas son la envidia de muchos países por su excelencia profesional, su formación y su autonomía en la toma de decisiones”.

Pérez Raya ha querido también tener palabras de agradecimiento para la labor que están llevando a cabo a pesar de la situación excepcional de pandemia que vivimos. “Han seguido al pie del cañón, cuidando de las mujeres embarazadas y no embarazadas, ayudando a llevar la situación con el menor grado de ansiedad posible, dándoles seguridad y tranquilidad y asesorándolas a ellas y a sus parejas para que adoptasen todas las medidas necesarias para evitar la infección, demostrando una vez más su profesionalismo y su compromiso con la salud de sus pacientes”.

Día Internacional

Con motivo del Día Internacional de la Matrona, el Consejo General de Enfermería de España ha puesto en marcha una campaña en redes sociales donde reivindica su papel fundamental en la sociedad.

Este día coincide también con el lanzamiento del Informe sobre el Estado de las Matronas en el Mundo 2021 (SoWMy 2021, por sus siglas en inglés), elaborado por Naciones Unidas, la OMS y la Confederación Internacional de Matronas. En él se incluye una base de datos actualizada y un análisis detallado sobre el impacto de las matronas en los resultados de la salud materna y neonatal a nivel mundial.