Seleccionar página

SATSE ha anunciado que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de todo el Estado saldrán a la calle a partir del próximo mes de febrero. Las movilizaciones tienen el objetivo de denunciar el grave deterioro de nuestro sistema sanitario y reclamar mejoras reales que acaben con la precariedad que viene sufriendo el colectivo desde hace años en sus condiciones laborales y profesionales y que la pandemia ha agudizado.

Así lo ha acordado el Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería, SATSE, integrado por los/as secretarios/as generales de cada autonomía y el Secretariado Estatal, en una reunión celebrada con carácter extraordinario. Según señalan en un comunicado de prensa, el encuentro ha tenido lugar debido a que “ha llegado el momento de que las cerca de 400.000 enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de nuestro país participen activamente y den voz y testimonio en la calle y ante la sociedad de la inaceptable situación que sufren de manera estructural e indefinida y que ha empeorado durante la actual pandemia del COVID-19”.

“A pesar de haber sufrido la mayor crisis sanitaria de nuestra historia reciente, las distintas administraciones y partidos políticos no están a la altura dando respuesta a los múltiples problemas y deficiencias que sufre nuestro sistema sanitario y los ciudadanos/as, así como las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas. No están haciendo absolutamente nada de manera concreta y efectiva para reforzar la sanidad y mejorar la grave situación de estos profesionales”, apuntan.

Estrategia reivindicativa

SATSE lleva varias semanas trabajando y planificando el nuevo escenario de acciones reivindicativas para 2022. Ahora el Comité Ejecutivo Estatal ha concretado todas ellas con la intención de impulsarlas a lo largo de este año, empezando con la convocatoria, en el próximo mes de febrero, de numerosas concentraciones de delegados y delegadas del Sindicato, junto a los profesionales, en los hospitales y centros de salud del conjunto del Estado.

Estas nuevas acciones se suman a las ya realizadas en los meses de septiembre y diciembre de 2021 cuando el Comité Ejecutivo Estatal, en primer lugar, y, posteriormente, las delegadas y delegados de SATSE de todo el país participaron en una concentración multitudinaria frente a las puertas del Congreso de los Diputados. Los actos se realizaron para protestar por el estado de la Sanidad pública, que se encuentra “rota, desarticulada y con un severo déficit de recursos por la frivolidad y desidia que están demostrando las instituciones públicas y partidos políticos”.

Acción en común

El acuerdo adoptado se produce tras constatar, además, que un 96% de las enfermeras, enfermeros y el 97% de los fisioterapeutas de nuestro país consideran que ha llegado el momento de realizar movilizaciones y acciones más contundentes desde el colectivo. Entre ellas, manifestaciones, concentraciones en los centros sanitarios y sociosanitarios, paros parciales, huelgas y actos de protesta en las calles.

“Ha llegado la hora de ir más allá de las mesas de diálogo y negociación al ver que ninguno de los compromisos expresados al principio de la pandemia se están cumpliendo, y las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas siguen trabajando, después de dos años de pandemia, con una sobrecarga y tensión asistencial inaceptable que les ha supuesto un tremendo desgaste físico y psicológico que, además de perjudicarles a ellas y ellos, conlleva una peor atención y cuidados a más de 47 millones de personas en todo el país”, apunta.

Garantizar la seguridad asistencial de los pacientes y del conjunto de la ciudadanía será una de las principales reivindicaciones de SATSE en los próximos meses. Para ello, resulta urgente desbloquear la tramitación parlamentaria de la Ley de Seguridad del Paciente y que esta norma se apruebe cuanto antes para asegurar una asignación máxima de personas por cada enfermera o enfermero en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios.