Seleccionar página

Miles de enfermeras y enfermeros de todo el país se manifestarán el próximo 18 de junio, en Madrid, para denunciar el “grave abandono que sufre nuestro sistema sanitario y reclamar las medidas necesarias para mejorar sus lamentables condiciones profesionales, laborales, universitarias, científicas y directivas, así como la atención y cuidados que se presta al conjunto de la sociedad”.

Esta manifestación por la Sanidad y sus profesionales ha sido convocada por Unidad Enfermera,  constituida por el Consejo General de Enfermería (CGE), el Sindicato de Enfermería, SATSE, la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), la Conferencia Nacional de Decanos de Enfermería (CNDE), Asociaciones y Sociedades Científicas Enfermeras y la Asociación Estatal de Estudiantes de Enfermería (AEEE).

En una rueda de prensa, los responsables de los principales organismos y organizaciones de Unidad Enfermera explicaron que han decidido organizar esta manifestación tras constatar que “las administraciones públicas y partidos políticos no han aprendido nada de la grave crisis sanitaria sufrida por la COVID-19 y siguen sin priorizar la mejora de la atención sanitaria y cuidados a los más de 47 millones de personas de nuestro país”.

Según señalan, también se espera contar con la presencia de distintas asociaciones de pacientes, usuarios y ciudadanos/as en la manifestación. Esta se iniciará a las 11.00 horas en la Plaza de Jacinto Benavente y, tras pasar por el Congreso de los Diputados, finalizará su recorrido ante la sede del Ministerio de Sanidad, situado en el Paseo del Prado de Madrid.

Reivindicaciones

En el trascurso de la manifestación se hará hincapié en los principales asuntos que Unidad Enfermera entiende que deben solucionarse de manera urgente. Entre ellos, acabar con la falta de seguridad que existe en la atención sanitaria de nuestro país, al contar con plantillas insuficientes de enfermeras y enfermeros, lo que conlleva un aumento de los riesgos, complicaciones, reingresos, efectos adversos, e, incluso, fallecimientos, como constatan números estudios científicos nacionales e internacionales.

También se denunciará el grave problema de las agresiones, tanto físicas como verbales, que sufren las profesionales de Enfermería a diario, demandando entornos laborales seguros que no pongan nunca en peligro su integridad física, psicológica y emocional. Igualmente, la necesidad de desarrollar las especialidades de Enfermería y los diplomas de acreditación y acreditación avanzada.

Otro asunto prioritario que indican es acabar con la grave discriminación que sufren enfermeras y enfermeros al no pertenecer al Grupo A, sin subgrupos, lo que impide su desarrollo y avance profesional. Todo ello, “a pesar de que, a raíz de la implantación del Espacio de Educación Superior, promovido por los Acuerdos de Bolonia, en España se han extinguido los planes de estudios de Licenciatura y Diplomatura, y todas las enfermeras y enfermeros ostentan el título de Grado, al igual que otros colectivos sanitarios”.

Asimismo, la Unidad Enfermera manifiesta que los estudiantes de Enfermería sufren numerosos problemas a la hora de cursar sus estudios universitarios, por escasez de medios y de suficientes profesores en las facultades, así como las dificultades existentes para poder realizar sus prácticas con calidad, solvencia y garantías de cara a obtener los conocimientos necesarios para su futuro ejercicio profesional.

Panorama sanitario

Los representantes de la plataforma profesional resaltaron que la actual situación de nuestro sistema sanitario y de las enfermeras y enfermeros es “absolutamente insostenible” y apuntaron que, si no se adaptan con carácter urgente las medidas actuaciones y necesarias, todas las personas que en algún momento de su vida necesitan atención y cuidados serán los “grandes perjudicados”.

La manifestación prevista para el próximo 18 de junio es una más de las distintas acciones reivindicativas y de defensa de la profesión y de la Sanidad que Unidad Enfermera tiene previsto desarrollar a lo largo de los próximos meses. Su objetivo es el de aunar la voz de toda la Enfermería en favor de la salud de las personas, la seguridad del paciente, la sostenibilidad del Sistema Sanitario y el avance profesional y la defensa de los intereses de enfermeras y enfermeros.