Seleccionar página

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha anunciado que reforzará en 2023 su acción sindical y de presión a las administraciones públicas y partidos políticos, con todo tipo de acciones reivindicativas y movilizaciones, ya que consideran que es un año clave debido a la celebración de elecciones autonómicas y generales. “El objetivo será siempre el mismo, lograr realidades, no compromisos vacíos, que acaben con la precariedad que sufre nuestra Sanidad y sus profesionales”, afirman desde la organización.

Acciones a nivel regional

Para llevar a cabo sus objetivos, SATSE valorará la realización de todo tipo de acciones reivindicativas (manifestaciones, concentraciones, paros…) en las distintas autonomías. Igualmente, indican no descartar otras medidas de presión, como la convocatoria de huelgas, en caso de que no haya “una reacción inmediata y positiva por parte del conjunto de administraciones públicas”.

“Vivimos momentos muy convulsos en el ámbito político y tenemos que lograr que gobiernos y partidos se centren en lo que realmente importa y preocupa a los más de 47 millones de personas de nuestro país, que es tener una atención sanitaria y cuidados en las mejores condiciones. No puede seguir habiendo esperas de meses para una consulta o ser operado, colapsos en los centros o profesionales sobrecargados y saturados, todo ello con una precariedad presupuestaria inaceptable”, apunta.

Hoja de ruta

Entre las principales prioridades que se ha marcado SATSE en su “hoja de ruta” para 2023 se encuentra terminar con el “secuestro” que sufre la Ley de Seguridad del Paciente, después de más de dos años desde su toma en consideración. El sindicato señala como principales responsables de la situación de bloqueo en el Congreso de los Diputados a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y al PSOE.

Otro objetivo será trabajar para lograr la aprobación de una norma que permita acceder a enfermeras y enfermeros a la jubilación anticipada de manera voluntaria. Asimismo, el Sindicato de Enfermería exigirá que “se acabe con la injusta discriminación que sufren las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas con respecto a otros profesionales sanitarios, y se posibilite su clasificación en el Grupo A sin subgrupos, y que se refuercen las plantillas de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas en todos los servicios de salud”.

Acabar con el problema de la temporalidad que sufren las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de nuestro país, propiciar la implantación generalizada de la enfermera escolar y el retorno de los profesionales sanitarios que se vieron obligados a emigrar a otros países, o lograr el abono íntegro de las pagas extraordinarias y un justo reconocimiento retributivo, serán otras líneas estratégicas de actuación de SATSE en 2023.

Por otro lado, la organización sindical seguirá trabajando por incrementar la oferta formativa del Grado de Enfermería en las universidades, el desarrollo de las guías de prescripción enfermera, una Ley estatal contra las agresiones y que se acabe con la discriminación existente entre profesionales, en función de la autonomía en la que trabajan, en aspectos como la jornada laboral de 35 horas o el solape de jornada.