Seleccionar página

Este viernes 1 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Enfermería de Salud Mental, elegida en honor al nacimiento de Hildegart Peplau, una destacada enfermera en el ámbito de los cuidados de salud mental y considerada una pionera en esta disciplina.

Así, con motivo de esta celebración, el Colegio de Enfermería de Alicante, conjuntamente con la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME), ha reclamado contar con un mayor número de enfermeras/os especialistas en esta área, así como ha pedido potenciar el perfil y las competencias profesionales de estas especialistas.

La entidad ha considerado “crucial” llevar a cabo una reconversión gradual de las plazas de enfermeras generalistas ubicadas en las Unidades de Salud Mental y transformarlas en plazas de enfermeros/as especialistas en Salud Mental. A través de esta celebración el 1 de septiembre se pretende otorgar mayor visibilidad a la profesión de Enfermería en el ámbito de la salud mental, fomentando su reconocimiento social y aumentando su representación colectiva tanto en el ámbito profesional como en la percepción pública.

“Enfermería tiene claro que el tratamiento para las personas que acuden a un servicio de salud mental no es solo farmacológico, debe estar acompañado por algunos cambios en el estilo de vida, fomentándolos en todas las consultas, además de incorporar redes de apoyo social”, apuntaron.

Decálogo del trabajo enfermero en Salud Mental

Por su parte, el Colegio Oficial de Enfermería de Baleares (COIBA) ha presentado un decálogo para dar a conocer el trabajo de las enfermeras especialistas en Salud Mental y conmemorar, por segunda vez, el Día Internacional de la Enfermería de Salud Mental.

Según informan, el objetivo de este decálogo es dar visibilidad al “papel fundamental” de las enfermeras especialistas en el cuidado de la salud mental, ya que la falta de estas profesionales “es un problema que se ha intensificado por el aumento de la demanda de una atención especializada en este ámbito”.

“La mayor visibilidad, impulso y reconocimiento de estas especialistas repercute en la salud mental de la población, a la cual ofrecen cuidados especializados desde los diferentes servicios de salud mental, garantizando una atención integral y de calidad“, explicó la vocal de Salud Mental del COIBA y representante de la Asociación Española de Enfermeras de Salud Mental (Aeesme) en Baleares, Carme Gonzalvo.

Por este motivo, desde el COIBA, y de la mano de AEESME, se reivindica replantear el reconocimiento de esta especialidad, aumentado las plazas de formación y creando y reconvirtiendo plazas, lo que también incluye trabajar para que todas las plazas de enfermeras de los servicios de atención a la salud mental lleguen a ser especializadas.

Especialidad desconocida

Se trata de una de las especialidades de enfermería más desconocidas y, aparte de formar a nuevas profesionales, también hay que facilitar el acceso a los servicios especializados de aquellas enfermeras que han adquirido las competencias necesarias mediante la experiencia.

El decálogo recoge alguna de las funciones de estas enfermeras especializadas, como la promoción del bienestar emocional, la prevención, la educación y orientación, el apoyo a las familias, la terapia y apoyo emocional, el acompañamiento en el tratamiento, la medicación y proceso de recuperación, la gestión emocional, la escucha activa y la colaboración con otros profesionales de la salud.