Seleccionar página

Las pautas claves para manejar los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) en hombres son el control de obesidad o sobrepeso, así como los hábitos tóxicos, en los que se incluyen tabaco, alcohol, cafeína y sedentarismo, explica Isabel Checa, enfermera de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid.

Como pauta clave en este cambio del estilo de vida están las medidas higiénico-dietéticas, ya que, por los STUI, los pacientes pueden llegar a perder autonomía. Para poder lograr esos cambios, una correcta empatía del profesional de enfermería con el paciente es un elemento clave, donde los pacientes puede exponer sus dudas y miedos ante la nueva situación que están viviendo.

Según la enfermera, los cuidados que más demandan estos pacientes son la eficiencia y la efectividad de los tratamientos farmacológicos. Pero también suelen tener inquietudes sobre alguna prueba diagnóstica que le pide su médico de Atención Primaria o, en el caso de ser derivado por el especialista, su urólogo.

 Reticencias

En líneas generales, se trata de pacientes que suelen ser algo negativos o reticentes a cambiar sus hábitos o estilo de vida. De hecho, tal y como comenta Checa, las pautas que más les cuesta seguir es llevar una ingesta hídrica de 2/3 litros diarios, así como evitar el sedentarismo. También es difícil conseguir que dejen de fumar y de tomar alcohol.

Según la especialista, los pacientes esperan encontrar efectividad y resolución del diagnóstico con la mayor rapidez posible, sin la necesidad de llevar a cabo una rutina médica diaria. Si no obtienen resultados a corto plazo, optan por utilizar remedios caseros, es decir, remedios de herbolarios recomendados por familiares o conocidos, que en su mayoría no son efectivos y pueden llegar a causar otras complicaciones.

En este contexto, también hay que tener en cuenta que un alto porcentaje buscan en internet cómo tratar los STUI en lugar de ir a su centro de salud, donde se le realizarán una serie de pruebas diagnósticas para llevar a cabo el tratamiento y manejo adecuado.