Seleccionar página

El Consejo General de Enfermería ha pedido al Ministerio que cambie “urgentemente”, la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, “una ley obsoleta donde no se recoge lo que es la profesión enfermera de hoy en día”. “Tenemos una formación de grado, equiparable al resto de carreras, con especialidades de dos años y en muchas ocasiones las enfermeras optan al título de doctor. Con esta ley, nos enfrentamos a asuntos, prácticamente, de los tiempos de cuando éramos ATS y diplomados de Enfermería, como, por ejemplo, la sentencia en Navarra que nos prohíbe dirigir centros de salud”. Así lo ha destacado el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el presidente del Consejo y las vicepresidentas de la institución, Pilar Fernández y Raquel Rodríguez, se han reunido para conocer de cerca cuáles son los retos a los que se enfrenta la profesión y qué necesidades tienen de cara a esta legislatura.  Durante el encuentro, los representantes enfermeros han puesto sobre la mesa otros asuntos de elevado interés para la profesión, como la prescripción enfermera o las ratios. En cuanto al primer punto, le han trasladado la necesidad de que se terminen de realizar una serie de actuaciones que son imprescindibles para que las enfermeras puedan hacer uso de la prescripción, como establece la norma aprobada en 2015. “Es necesario buscar una coordinación de los sistemas de acreditación de las enfermeras; también desde el Ministerio se debe poner en marcha el registro de enfermeros prescriptores, aprobar el modelo oficial de orden de dispensación enfermera, tanto para el ámbito público como privado; así como seguir fortaleciendo la Comisión de Protocolos y Guías de Práctica Clínica y Asistencial para la indicación de medicamentos sujetos a prescripción médica”, ha explicado Pérez Raya.

Con respecto a la adecuación de las ratios europeas, el presidente de la Organización Colegial ha trasladado al ministro que en España se necesitarían 142.000 enfermeras más para adecuarse a la media europea. “El colectivo enfermero ha sido el más castigado, dentro del ámbito sanitario, durante los años de crisis económica y esta situación hay que revertirla”, ha concretado.

Reunión con el Foro Profesional

Por otra parte, también se ha planteado la necesidad de reunirse con el Foro Profesional (consejos generales y sindicatos de médicos y enfermeras), una reivindicación que ya pidieron ambas profesiones hace unos días en rueda de prensa.

El reconocimiento definitivo y real de las especialidades ha sido otro de los temas de la reunión, ya que cada vez es más necesario “promover la creación de la categoría de enfermera especialista en todos los servicios de salud”. Para el presidente de los enfermeros españoles, “llevamos años de retraso en este tema y es urgente, por un lado, que se realice la prueba de evaluación de la competencia de Enfermería Familiar y Comunitaria; y, por otro, llevar a cabo un profundo análisis de la especialidad de Cuidados Médico-Quirúrgicos”.

En base a la evidencia científica, así como a los planes estratégicos de salud, el presidente y las vicepresidentas del CGE han explicado al ministro la importancia de apostar por la Enfermería Familiar y Comunitaria en asuntos tales como la prevención de enfermedades crónicas con la educación para la salud, así como el empoderamiento de pacientes para el automanejo de enfermedades como la diabetes, cardiopatías, cáncer, etc.

El presidente del CGE también ha abogado por mejorar el ejercicio profesional para trabajar en buenas condiciones, con dignidad y seguridad. “Debemos luchar para mejorar las condiciones de trabajo para que los profesionales puedan sentirse reconocidos, motivados y seguros. Son muchos los asuntos que acontecen en este punto, pero hay que reseñar algunos como el aumento de seguridad en el trabajo, la mejora de la conciliación, el impulso de la investigación, las mejoras retributivas…”, ha explicado Pérez Raya al ministro.

En otro orden de cosas, también le han recordado que el Ministerio de Sanidad forma parte de la campaña internacional Nursing Now, que pretende dar visibilidad a las enfermeras a nivel mundial; así como que todavía está pendiente el desarrollo y aprobación del Real Decreto que regula los registros públicos de profesionales de los Consejos Generales de los Colegios Oficiales de las profesiones sanitarias, y le han comentado la necesidad de promover la reclasificación como subgrupo A1 de los enfermeros, por cumplir el requisito de titulación y concurriendo el nivel de responsabilidad exigido a este subgrupo, de conformidad con la LOPS.

Pérez Raya ha valorado muy positivamente la disposición del nuevo ministro y ha comentado que le han visto muy receptivo a sus peticiones, que estudiará e intentará por todos los medios que lleguen a buen puerto. Por su parte, Salvador Illa comentaba al término del encuentro su interés por “conocer de primera mano” las inquietudes y necesidades de los diferentes colectivos profesionales y su intención de seguir trabajando en ellas.