Seleccionar página

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado a los ministros de Sanidad, Salvador Illa, y Universidades, Manuel Castells, que impulsen una nueva planificación de las plazas del Grado de Enfermería que conllevaría que en el próximo curso 2021-2022 se ofertasen cerca de 4.000 plazas más en el conjunto del Estado “con el objetivo de que España cuente a medio plazo con el número suficiente y adecuado de estos profesionales para garantizar la salud y seguridad de los pacientes y ciudadanos en general”, según informa en un comunicado.

SATSE se ha dirigido por carta a los responsables ministeriales de Sanidad y Universidades tras haber realizado un estudio sobre la oferta universitaria que hay en la actualidad en nuestro país para cursar los estudios de Grado de Enfermería, y que concluye que resulta necesario aumentarla para poder dar respuesta a las necesidades asistenciales y de cuidados de la población en los próximos años.

El trabajo constata que la realidad actual es que, “mientras se incrementan de manera paulatina las necesidades de atención y cuidados a las que deben dar respuesta los profesionales sanitarios cualificados y competentes para ello, como son las enfermeras y enfermeros, nuestro país sigue manteniendo un déficit histórico y estructural de estos profesionales que provoca que no se pueda atender de manera óptima y satisfactoria a los pacientes y ciudadanos en general”.

En la actualidad, se gradúan al año en los centros universitarios del país en torno a 12.000 jóvenes, “una cifra que resulta absolutamente insuficiente, de ahí que se proponga un aumento progresivo y continuado en el tiempo de las plazas ofertadas en las universidades para poder contar con más profesionales en el Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Este trabajo concluye que el próximo curso 2021-2022 debería iniciarse con un 24 por ciento más de plazas para el primer año de carrera con respecto a la oferta actual, o lo que es lo mismo, 3.974 plazas más en el conjunto de las universidades. Esta cifra planteada para el primer año de carrera del curso 2021-2022 debería mantenerse anualmente en cada curso de primero de grado al menos, cuatro años más, señala el sindicato.

Entre los argumentos esgrimidos para justificar la propuesta realizada se destaca el hecho de que España es el país con mayor esperanza de vida de Europa y el segundo del mundo, y que ha experimentado en los últimos años un aumento de las enfermedades crónicas, las pluripatologías y las personas en situación de dependencia.

El sindicato recuerda que a fecha de hoy “en nuestros centros sanitarios y sociosanitarios hay un grave déficit estructural”.  Al respecto, recuerda que, según datos de la OCDE, España tiene 5,3 enfermeras/os por 1.000 habitantes, mientras que la media en Europa es de 8,8, requiriéndose más de 130.000 profesionales en el SNS para alcanzar, al menos, la media europea.