Seleccionar página

El rol de las enfermeras como referentes y líderes del cuidado y educación en autocuidado de los pacientes crónicos se ha puesto de manifiesto en el webinar ‘Retos de la enfermería en la atención primaria: seguimiento de pacientes crónicos en el contexto de la COVID-19’ organizado por la Cátedra DECIDE: LiDerazgo Enfermero para la CronicIDad y sEguridad clínica, de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) y Boehringer Ingelheim España. El encuentro se ha centrado en el liderazgo de la enfermería y las experiencias vividas por estos profesionales en este año de pandemia, así como en destacar aprendizajes que puedan mejorar la eficiencia del manejo de la cronicidad.

El webinar contó con la participación de Mª Jesús Megido, directora del Servei d’Atenció Primària Baix Llobregat Centre y Bárbara Amor, DUI – adjunta de dirección del CAP Abrera y profesora asociada del Departament d’Infermería (UIC Barcelona). También ofrecieron su testimonio de cómo han vivido los últimos meses dos pacientes crónicos, Bárbara Melenchón de la Asociación de pacientes con enfermedades respiratorias “A Tot Pulmó” y Fernando Uceta, coordinador de APEPOC, Asociación de Pacientes con EPOC.

Todos los ponentes han coincidido en que la atención primaria y la enfermería tienen un papel fundamental en el abordaje de la cronicidad, que es uno de los mayores desafíos del sistema sanitario español actualmente y en el futuro. Asimismo, se ha hecho un especial hincapié en la importancia de la prevención y autocuidado del paciente. “Una parte importante de este proceso que hemos vivido es el empoderamiento del paciente crónico: cómo es consciente de los cambios en su estado, como se mantiene alerta ante cualquier complicación de su patología”, apuntaba Bárbara Amor.

En esta misma línea, la paciente Bárbara Melenchón compartía su experiencia personal de convivir con el asma grave y comorbilidades asociadas a su patología. “Has de poder reconocer los síntomas que indican una descompensación para poder actuar y hacer partícipe a tu entorno de cuáles son los pasos a dar. Puede parecer una pérdida de intimidad contarlo en el trabajo, a tus amigos, a tu familia, pero si conocen tu situación, supone la oportunidad de contar con su ayuda cuando sea necesario”, ha explicado para dar importancia a la autoconciencia y la educación en salud. Precisamente una de las funciones de las enfermeras de atención primaria es trabajar en esta educación y empoderamiento del paciente con enfermedades crónicas.

Según Fernando Uceta, “si no te enseñan a autocuidarte de pequeño, es muy difícil adquirir este hábito de mayor. Solo te cuidas cuando te ves apurado”. Esta afirmación pone en evidencia la importante labor de las enfermeras y de todos los profesionales sanitarios en la tarea de educación en autocuidado de la enfermedad a los pacientes, recalcando así la necesidad de formación en autocuidado de la salud y prevención de la enfermedad a la población en general desde edades tempranas.

Reorganización de recursos y gestión

Desde la llegada de la COVID-19, la gestión de recursos se ha visto modificada por la necesidad de atender la crisis sanitaria y muchas enfermeras han salido de los centros de salud para acudir a los hoteles-hospital, ofrecer asistencia en residencias de ancianos y domicilios o dar refuerzo a las unidades de cuidados intensivos. Mª Jesús Megido, directora del Servei d’Atenció Primària Baix Llobregat Centre ha hablado en su intervención de la importancia que tuvo en su área “crear una unidad centralizada de atención telefónica de pacientes por parte de los profesionales que no podían visitarles presencialmente. Es una forma de hacer seguimiento y poder retomar a los pacientes crónicos desde la atención primaria”.

Algunas de las lecciones extraídas de la reorganización derivada de la pandemia es la practicidad de las nuevas herramientas tecnológicas y telemáticas para atender y dar seguimiento a los pacientes con enfermedades crónicas que necesitan mantener la adherencia a los tratamientos y continuar con ciertas pautas. Teniendo en cuenta que no todos los pacientes tienen los recursos y conocimientos para adoptar las citas electrónicas y hacer vídeoconsultas, la profesora asociada del Departament d’Infermería, Bárbara Amor sí ha resaltado que se deber apostar por “todas las medidas relacionadas con evitar la presencialidad en los centros de salud, evitar listas de espera y dar mayor seguridad al paciente crónico ante el contagio. Además, nos ayudan a aumentar el tiempo dedicado al paciente y permiten integrar en una sola visita todos los controles que antes espaciábamos en varias”.

Durante el webinar también se habló de la necesidad de abordar cambios organizativos desde las políticas de salud pública e incorporar nuevos roles de las enfermeras vinculados al empoderamiento y educación del paciente crónico, sobre todo teniendo en cuenta que la incertidumbre puede suponer para ellos un empeoramiento de su condición, pero también de su situación emocional y de salud mental.

Premios DECIDE de liderazgo enfermero

Las doctoras Encarna Rodríguez y Pilar Fuster, directoras de la Cátedra DECIDE y moderadoras del evento, han destacado el papel de la enfermería de atención primaria antes y durante la crisis sanitaria derivada de la llegada del coronavirus. Para darle visibilidad, han anunciado que la Cátedra ha puesto en marcha los Premios DECIDE que quieren reconocer los proyectos de innovación y liderazgo enfermero en la atención integral al paciente crónico.