SEMICYUC ha definido tres fenotipos de paciente COVID ingresado en las UCI. Los especialistas del Grupo de Estudio COVID-19 de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) han presentado un estudio que analiza al mayor número de pacientes críticos hasta la fecha en España. Un total de 2.022 casos han permitido trazar un perfil del ingresado en las UCI entre marzo y mayo de 2020.

Las principales conclusiones de esta investigación se han recogido en el estudio ‘Deploying unsupervised clustering analysis to derive clinical phenotypes and risk factors associated with mortality risk in 2,022 critically ill patients with COVID-19 in Spain’. El artículo se ha publicado en la revista Critical Care Journal.

En el estudio se define el perfil más común de paciente crítico ingresado en UCI:

  • Edad media joven, de 64 años (55-71 años).
  • Sexo principalmente varón (70 por ciento).
  • El 73 por ciento presenta factores de riesgo. De ellos hipertensión arterial, el 46 por ciento; obesidad, 35 por ciento, y diabetes mellitus, 20 por ciento.
  • El 76 por ciento ha necesitado ventilación mecánica.
  • La estancia media en UCI ha sido de 14 días (8-27 días).
  • La mortalidad global observada ha alcanzado el 32 por ciento. En el caso de pacientes que necesitaron ventilación mecánica, un 37 por ciento, y un 17 por ciento de los que no necesitaron esta asistencia.

 

Alejandro Rodríguez, coordinador nacional del Grupo Español de Trabajo Gripe A Grave (GETGAG) de la SEMICYUC, ha liderado este proyecto. Más de 300 intensivistas de toda España han realizado “un complejo análisis de aprendizaje automático no supervisado de agrupaciones”. A partir de esta observación, los intensivistas han definido tres fenotipos. Esta división se refiere al estado clínico del paciente ingresado, y también a su estado de inflamación y la evolución final.

El fenotipo A se corresponde con pacientes menores de 65 años, con escasa inflamación y poco desarrollo de complicaciones con una mortalidad del 20 por ciento. El cuadro más leve apareció en el 27 por ciento de los pacientes.

El fenotipo B representa a pacientes con un nivel medio de gravedad e incluye a pacientes menores de 65 años, pero con mayor estado de inflamación y desarrollo de shock, lo cual condiciona una mortalidad del 25 por ciento.

El fenotipo C, el más frecuente, afectó a más del 40 por ciento de los pacientes. Representa a los enfermos más graves, con una mortalidad del 40 por ciento. Este grupo lo conforman personas mayores a 65 años, con antecedentes de enfermedad hematológica y con un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves como el shock o la insuficiencia renal aguda por su mayor estado inflamatorio.