Seleccionar página

Unas 1.500 enfermeras y enfermeros de todo el país se han concentrado hoy, frente al Congreso de los Diputados, para denunciar que la Ley que garantiza la seguridad de los pacientes lleva dos años y cinco meses “enquistada” en el Parlamento. Según el sindicato convocante, SATSE, debido a que a algunos partidos políticos no les importa “absolutamente nada” la salud y calidad de vida de más de 47 millones de personas.

Siguiendo con la estrategia de convocatorias de la organización sindical, delegados y delegadas de la organización, profesionales y estudiantes de Enfermería se han manifestado ante la Cámara Baja, detrás de una gran pancarta en la que se podía leer “Ley de Seguridad del Paciente. Aprobación ya”. Durante el acto, se corearon lemas como “No hay seguridad del paciente sin enfermeras suficientes”, “El cinismo y la traición os costará el sillón”, “Con engaños no se ganan los escaños” o “Nuestra Sanidad necesita calidad”.

Procedentes de todas las autonomías, además de Ceuta y Melilla, los profesionales manifestaron que se sienten “traicionados” después de constatar que, detrás de la falta de voluntad política de algunos partidos para que se apruebe la Ley que garantiza la seguridad asistencial a través de una asignación máxima de pacientes por enfermera, se esconden intereses exclusivamente políticos y partidistas en lugar de la mejora de nuestro sistema sanitario.

Las personas manifestantes aseguraron que no cejarán en su empeño de que el Congreso cumpla con la voluntad de las cerca de 700.000 personas que apoyaron esta Ley para que llegue a ser una realidad en beneficio del conjunto de la ciudadanía y de las enfermeras y enfermeros.

En la actualidad, ya han transcurrido dos años y cinco meses desde que la Ley de Seguridad del Paciente entró en el Congreso de los Diputados y 16 meses desde que fue tomada en consideración con el respaldo casi unánime de todos los partidos (312 votos a favor y solo 10 en contra).

En un principio, la mayoría de los partidos políticos se mostraron muy favorables a su urgente aprobación. Sin embargo, la Ley se encuentra paralizada porque, semana tras semana, se pide a la Mesa del Congreso la ampliación del plazo para poder presentar enmiendas parciales al texto normativo, y ya van cerca de 50 prórrogas.

Según señala SATSE en su nota de prensa, la Ley de Seguridad del Paciente sigue bloqueada en la Cámara Baja “por los intereses partidistas y políticos de partidos que, como el PSOE, insiste, semana tras semana, en retrasar su tramitación”, por constataciones del propio sindicato por información interna que han recibido del Congreso de los Diputados.

La organización pide también a Unidas Podemos que se libere del “secuestro político” al que le tiene sometido el PSOE y vote en contra en la Mesa del Congreso a nuevas peticiones del PSOE para seguir prorrogando el plazo de presentación de enmiendas parciales. En lo que respecta a ERC y PNV, SATSE valora que desde hace tiempo no estén obstaculizando la tramitación parlamentaria.

En el transcurso de la protesta, representantes de los grupos parlamentarios del PSOE, Partido Popular y Unidas Podemos se acercaron a las enfermeras y enfermeros concentrados para mostrar su interés por sus demandas.